Inicio Nacionales ¿la economía es la administración de los recursos escasos?

¿la economía es la administración de los recursos escasos?

13 minuto leer
Comentarios desactivados en ¿la economía es la administración de los recursos escasos?
0

Hay una premisa que los economistas repiten como mantra, en algunas universidades (privadas o públicas), la cual no se cuestionan, y es que: la economía es la administración de los recursos escasos ¿Verdadero? Es una zoncera económica para desarrollar en esta nota.

Principalmente la toma de decisiones se basa en una premisa: marco teórico para la acción. Pensamiento y acción. En nuestro caso, de la carrera de economistas, la formación de esos profesionales que son futuros policy makers. ¿Pueden tomar malas decisiones para resolver los problemas económicos porque no se han cuestionado ni si quiera la idea de escases? Si, por eso a veces proponen soluciones, Excel incluido o econométricas donde todos sabemos que el problema es “Mu”, que terminan alejados de la realidad, pero con un costo social.

¿Cómo paso que a lxs economistas le desaparecieran el apellido? La “política”. Hagamos una breve reseña de lo ocurrido. La Cátedra Nacional de Economía Arturo Jauretche (CNEAJ) escribió este documento “ENSEÑANZA Y ENSAÑAMIENTO DEL NEOLIBERALISMO EN LA FCE-UBA: Análisis del plan de estudios de la carrera de economía. Historia y propuesta”.

Pongamos el ojo sobre lo que nos parece una transición, teniendo en cuenta la fecha del 24 de marzo. Esto inicia en la noche de los bastones largos, estamos en el periodo de Onganía (1966-1970), el momento del golpe fue realizado por el hermano de uno de los referentes del liberalismo criollo, Álvaro Alsogaray, militar, ingeniero y economista, autor de “Bases liberales para un programa de gobierno (1989-1995)” que es escribió: La argentina fue una gran Nación que hasta aproximadamente la segunda guerra mundial figuraba entre los diez primeros países del mundo. Hoy se ubica en el septuagésimo u octogésimo lugar. El abandono en 1946 del sistema liberal de la Constitución de 1853/60 fue y es la causa de ese absurdo retroceso. Retomando, el hermando de Álvaro era Julio Alsogaray, que también era militar pero no economista, el 28 de junio de 1966 le comunico al presidente Arturo Illia lo siguiente: “En representación de las Fuerzas Armadas vengo a pedirle que abandone este despacho”. Se consumaba así el golpe.

En esos tiempos nuestra carrera tuvo algunas modificaciones. Un mes después del pedido de Julio Alsogaray, El 29 de julio de 1966, la policía irrumpió violentamente en las dependencias de la UBA, hecho conocido como “La noche de los bastones largos”. En la carrera de Economía fueron muy pocos los docentes que tomaron tal determinación de renunciar como en Exactas, tal vez los más plurales, los de las materias periféricas, como Aldo Ferrer, Silvio Frondizi, Sergio Bagú, Rosa Cusminsky, Miguel Teubal o el profesor Olivera que se quedó, pero incluyo el Capital en su curso, cuante el informe de la Jauretche (2013).

Luego de este hecho, al mes siguiente, exactamente el 29 de agosto de 1969 fue designado como decano el contador Federico Frischknecht, profesor de Administración, con posgrado en la universidad yankee de Columbia y pariente de Onganía. Durante ese año 1969-1970 “se inicia el proceso de transformación que dio lugar al Plan F el cual se concretaría años después, donde el título dejó de ser Lic. en Economía Política para pasar a ser Lic en Economía, no solo para seguir a las universidades norteamericanas, sino también para borrar la palabra política de la universidad” (Jauretche, 2013).

Comenzó un proceso en el que la visión neoclásica de la economía enterraba los contenidos históricos y políticos, los profesores monetaristas hacían sus primeros pasos. En los años 1976-1983, “El Plan F constituyó un paso importante en la consolidación del profesional como un técnico con formación matemática, que marcaba una distancia con el no profesional, y por tanto lo hacía portador de un capital técnico y simbólico que le permitía gozar de un poder especial por sobre el resto de la sociedad, incluso sobre la anterior generación de liberales, abogados que no manejaban el instrumental matemático o ingenieros que no manejaban los modernos conceptos de la Escuela de Chicago. Los economistas tecnócratas podían influir en el gobierno en defensa y representación de los monopolios locales y del poder económico extranjero”, nos relata el informe de la CNEAJ (2013). Un último detalle de esa dictadura fue que “el 16 de febrero de 1981, se dispuso por decreto el arancelamiento en las universidades nacionales. Si en 1975 se habían graduado 3.458 estudiantes, para 1982, el número de se redujo abruptamente a 1.360”, CNEAJ (2013).

Un aporte para recuperar la memoria (el apellido), primero, es volver a los clásicos: Ricardo y Smith, sus miradas sobre el mundo, pero adaptándolas a nuestra realidad periférica. Segundo, nos lleva a que la economía, a secas, los británicos desde Marshall (1842-1924) en adelante -como para situarnos-, el mercado se autorregula solo, no precisa de la intervención, se pasa a una teoría subjetiva del valor, avanza la idea de no hablar de costos de producción: capital, tierra y trabajo y sus remuneraciones. Para darle la bienvenida a la señal de los precios como mantra y explicación a todo problema económico. Eso termina llegando con el pensamiento neoclásico y monetarista.

La solución política “No hay plata”, se fundamenta en que la: emisión genera inflación, que se gasta más de lo que ingresa, en sí el déficit primario. Esa restricción se asocia a la escases. David Ricardo en 1816 en su libro “Principios de Economía Política y Tributación”, en el primer capítulo, denominado “Sobre el Valor” concluye que el objeto de la economía política es estudiar a las mercancías reproducibles las cuales puede aplicársele trabajo -usar herramientas para ello, esfuerzo psíquico y físico-, las cuales se caracterizan por la utilidad y la escases, las leyes de la oferta y la demanda, como así por ser valor de uso y cambio; pero hay otro conjunto de mercancías que si bien se rigen por las leyes de la oferta y la demanda y tienen las atribuciones de la escases y la utilidad no se les puede aplicar trabajo, estás son los cuadros de arte -un Dalí o un Picasso-. Por todo lo expuesto hasta aquí, está claro que la definición de economía, que se repite, por lo menos estaría en duda, parece el eco de los bastones de 1966 que confundió el objeto de estudio. Decimos que la premisa esta errada por los siguientes datos:

columna mattos.jpeg

De los datos se desprende que a menor déficit primario mayor inflación, en la mayoría de los años ¿Despilfarro? ¿Tendremos que repensar las bases teóricas con las cuales tomamos decisiones políticas?


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Administrador
Cargue Más En Nacionales
Comentarios cerrados

Mira además

Al menos un muerto, 17 heridos y más de 170 atrapados en un accidente de teleférico en Turquía

Una persona ha muerto, 17 han resultado heridas y otras 171 se han quedado atrapadas tras …