Inicio Opinión saber amar en tiempos líquidos

saber amar en tiempos líquidos

5 minuto leer
Comentarios desactivados en saber amar en tiempos líquidos
0

En un mundo donde los cimientos de la realidad parecen fluir como agua entre los dedos, el concepto de «tiempos líquidos» acuñado por Zygmunt Bauman cobra una relevancia cada vez más clara.

En este escenario, en constante cambio y transformación, nuestras relaciones interpersonales también se ven influenciadas por esta corriente que redefine nuestras conexiones más íntimas.

El amor en estos tiempos líquidos adquiere nuevas formas, donde el compromiso ya no es un mandato, sino una elección consciente.

El amor contemporáneo es un terreno fértil para la diversidad. Los jóvenes, en particular, exploran las vastas dimensiones del afecto sin las restricciones tradicionales. Buscan conexiones que trasciendan etiquetas y géneros, en un intento de liberar al amor de las definiciones preestablecidas.

Las relaciones sin etiquetas permiten a las personas definirse a sí mismas en lugar de ser definidas por sus vínculos, redefiniendo así los límites convencionales del afecto.

Las redes sociales, herramientas omnipresentes en esta era, han añadido un matiz intrigante a esta transformación. Aunque nos conectan en la esfera virtual, también pueden distorsionar nuestra percepción del compromiso emocional.

La posibilidad de poner fin a una relación con un mensaje de WhatsApp ilustra cómo la comunicación digital puede erosionar la responsabilidad emocional que una vez estuvo presente en el proceso de separación. En estos tiempos líquidos, la instantaneidad a menudo supera la reflexión cuidadosa.

No obstante, en este panorama de evolución rápida, se levanta la oportunidad de aprendizaje y crecimiento. Ser honestos y adultos en nuestras relaciones se convierte en un imperativo. La importancia de los vínculos radica en la calidad de las conversaciones y la disposición a la vulnerabilidad.

Las conversaciones auténticas se erigen como pilares fundamentales en la construcción de relaciones sólidas. La vulnerabilidad, lejos de ser una debilidad, se convierte en un acto de coraje que establece puentes genuinos entre las personas.

En estos tiempos líquidos, el amor adopta formas diversas y sin restricciones, desafiando las normas preconcebidas. La influencia de las redes sociales puede desdibujar la responsabilidad emocional, pero también nos brinda la oportunidad de ser conscientes de nuestras elecciones. Como adultos en nuestras relaciones, el camino hacia la autenticidad y la vulnerabilidad emerge como un sendero a seguir.

En este escenario en constante cambio, recordemos que la fluidez no necesariamente implica la falta de solidez, sino la capacidad de adaptarnos y crecer junto a aquellos que elijamos amar.

La pregunta es qué tan valiente somos para atrevernos.

Coach ontológico.


Link de la Fuente

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Mundo Político
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

El intendente Nediani visitó la obra de pavimentación de los barrios San Martín y Villa Eloísa

El intendente Ing. Roger Nediani visitó el avance de la obra de pavimentación entre los ba…